¿Sabes quién es...?


En esta nueva entrega hablamos de Mary Anning quien a pesar de sus humildes orígenes y de no tener estudios, tuvo una gran influencia en la paleontología.



Mary nació 1799 una época en la que las mujeres no tenían acceso a la educación. Mary aprendió el oficio de era una buscadora de conchas, quien completaba sus ingresos como ebanista con la búsqueda de fósiles en los yacimientos costeros de Dorset (Inglaterra) y vendiéndolos a los turistas.


Mary desarrolló una habilidad especial para desenterrar fósiles desde muy pequeña cuando acompañaba a su padre; fósiles que fueron de gran interés para la comunidad científica y en especial para el estudio de animales prehistóricos como el ictiosaurio o el plesiosauro. Esta capacidad para encontrar fósiles atrajo a muchos biólogos y científicos de todo el mundo quienes adquirían algunos de sus hallazgos para su estudio.


Sus orígenes humildes, su condición de mujer y su religión, impidieron a Mary participar en los círculos científicos de la época. Sin embargo, su contribución al desarrollo de la paleontología fue notable ya que ayudó a entender la época prehistórica y sus hallazgos fueron claes para confirmar la teoría de la extinción de las especies y pusieron los cimientos para que Charles Darwin formulara su teoría de la evolución.


Mary murió de un cáncer de mama con 47 años y sólo entonces se reconocíó la importancia de sus descubrimientos y su contribución a la ciencia.


Entradas destacadas
Entradas recientes